EL SISTEMA NERVIOSO tiende de modo natural hacia la autorregulación del organismo (la homeostasis). Sin embargo, el cerebro es plástico y puede modificar este equilibrio y aparecer molestias corporales, desequilibrios cognitivos y desregulación de las emociones. Cuando se mejora la organización neuromotora mediante la reeducación del movimiento, también incide en la mejora del resto de funciones propias del ser humano: cognitivas, intelectuales, creativas, sociales, emocionales, sensoriales, afectivas, motoras y profesionales. A la vez que mejoras tus dolencias y trastornos corporales, mejoras tu estado de ánimo y tu lucidez mental. La estrecha relación de las conductas motoras (del movimiento) con el resto de funciones de la persona hace posible una mejora general del organismo.

Es, sobretodo, un excelente instrumento educacional y evolutivo de aprendizaje: aprender a moverse mejor, a pensar mejor a sentir mejor en una sola práctica.

La relevancia del movimiento en la evolución biológica y la importancia de éste en el desarrollo humano actualmente es conocido y asumido por la neurociencia. Entre otras muchas cualidades, el movimiento tiene acceso directo (e indirecto) a lo más profundo de la persona (inconsciente y funciones vegetativas). El movimiento genera pensamiento y es emoción en sí mismo. La naturaleza, en el proceso de la evolución de la especie, nos ha dotado con este regalo útil y eficaz para inducir y suscitar cambios que difícilmente provocarán otros medios que promueven la verbalización para tomar conciencia de uno mismo, y que proponen modelos y recetas del comportamiento. La maduración es un trabajo individual no sujeta a estándares ni recetas preestablecidas: es un proceso hacia la autonomía (maduración) personal.

Cómo aprende nuestro cerebro es la base sobre la que se mueve el método Feldenkrais, ya que los mecanismos de refinamiento corporal-motor pueden mejorar la plasticidad del cerebro y desarrollar simultáneamente el resto habilidades personales, profesionales y sociales.

Con la práctica del método se desarrollan nuevas asambleas neuronales (cableado neuronal) más flexibles a los utilizados habitualmente. Es un proceso de aprendizaje: lo importante no es enseñar, sino aprender.

Los ejercicios en la Toma de conciencia a través del movimiento (TCM) y las manipulaciones motoras de la Integración sensorio-motora (ISM), despiertan en el cerebro la disposición para modificar y mejorar la organización del movimiento, lo que provoca una emergencia plástica para el aprendizaje a cualquier edad y circunstancias.

MOSHÉ FELDENKRAIS (1904-1984), creador del método, intuyó y se dio cuenta de la importancia biológica y evolutiva del movimiento para la mejora de las habilidades del ser humano y la maduración del individuo. Fue doctor en Física por la Facultad de Ciencias de la Universidad de la Sorbona (París) y primer cinturón negro europeo de judo.

 

"Cada estado emocional se corresponde con un patrón personal de contracción muscular sin el cual no existiría la emoción"

Moshé Feldenkrais,Body and Mature Behavior (The body pattern of anxiety)